viernes, 29 de abril de 2016

Relato MiMa Día de la madre

¡Buenas noches!
¿Tu madre te contaba un cuento antes de ir a dormir? Nosotros hoy te contamos este relato, en honor a ellas, a las madres. Por todo lo que hacen y han hecho por nosotros.  
Hemos conocido historias de muchas madres. Todas distintas pero con el mismo objetivo, el de querer a sus hij@s. Nos hemos reído con las anécdotas que os han pasado con los cambios de pañal, los vómitos, llaves que no aparecen, concursos infantiles... 
Gracias por dejarnos formar parte de vuestros recuerdos y por querer tanto a vuestras madres.
¡¡El domingo subimos el Manga!!
Buenas noches y se buen@...


Isabel tenía ganas de ser madre y desde el día que supo que lo sería, lo vivió con mucha ilusión. 
Mil preguntas le rondaban por su cabeza; qué nombre le pondría, si lo haría bien, cómo se cambia un pañal...
La vida de Jesús, comenzó, entre los brazos de Isabel, rodeados de juguetes, peluches, mil cosas que había preparado para la llegada del pequeño y amor, mucho amor. 
Sin casi darse cuenta, Jesús, empezó a andar, a hablar y a ser el centro de la vida de Isabel. A él le encantaban las galletas, en especial las que cocinaba con ella. Los dos en la cocina, pasaban horas experimentando con los alimentos e inventaron su propia receta de galletas. 
Jesús, crecía y crecía mientras Isabel le enseñaba el mundo. Les gustaba la naturaleza, los animales, el deporte, la música y sobre todo los cómics. Cada noche, antes de ir a dormir, leían algún Manga. Isabel los relataba con tanta pasión que en los sueños de Jesús, aparecían bocadillos, onomatopeyas, gotas en las cabezas...
Llegó el primer día de colegio para el pequeño y los días en el parque donde ella le enseñaba valores de la vida y compartía juegos con otros niños y niñas. Jesús aprendió que la vida era hermosa y que aunque a veces se caiga, su madre le enseñó a ser valiente y a levantarse, siempre. 
Isabel lo ayudaba en sus estudios. Pasaban tardes y noches juntos repasando conceptos. 
Ella se sentía orgullosa y lo animaba y aplaudía cuando él conseguía algo. 
En los momentos difíciles, como en casos de rupturas amorosas, lugares de trabajo que ya no forman parte de su vida...., Isabel siempre ha tenido unas palabras y gestos de consuelo para él.  
Jesús siempre ha contado con su madre para contarle las buenas noticias y ella siempre se ha alegrado por él, demostrándoselo con una gran sonrisa.
Han vivido días y experiencias inolvidables, como la boda de él. 
La vida pasa, la familia crece e Isabel adora a su primera nieta, hija de Jesús. 
Por todo lo que su madre ha hecho por él, Jesús ha enmarcado y colgado una foto de Isabel, en su lugar favorito, porque a su madre, la lleva en el corazón. Como dice Jesús: "A la gente que queremos, nos gusta recordarlas y agradecerles todo lo que han hecho por nosotros. Y además, una madre... es una madre". 
Tu Vida en Manga

No hay comentarios:

Publicar un comentario