jueves, 7 de abril de 2016

Relato MiMa Educadores

¡¡Buenas tardes!!
Y esta semana el relato va de.... Recapitulemos y pensemos; 1- El reto de este lunes iba de enseñar algo a alguien. 2- El martes pintamos el dibujo de una educadora y escogimos a un profesor para agradecerle su trabajo. 3- Ayer mostramos una foto de un parque infantil y por la tarde la llenamos de niños y niñas jugando junto con un adulto. 4- Hoy es jueves y toca el relato. 
¡¡Correcto, muy bien, has acertado!!
Dedicamos esta historia a toda la gente que enseña, educa, comparte conocimiento y hacen de este mundo, un hogar para todos. En especial para aquellos educadores, instructores, maestros, pedagogos, monitores, catedráticos, doctores... que tienen productos de Tu Vida en Manga, en ell@s está inspirado este relato. Muchas gracias por todo, siempre.  
¡¡Nunca dejes de aprender!! 

Los padres y las madres de los niños y las niñas de la clase de 1º de primaria, nos encontrábamos en el recibidor de la escuela de nuestro hijos, esperando a iniciar la reunión con la profesora. 
Todos estábamos expectantes a su presencia. Queríamos conocer a la persona que compartiría parte de nuestras vidas, cómo sería su forma de educar a nuestros pequeños...
Nos dirigieron al aula y allí estaba ella. Sentada en su silla, detrás de su mesa donde durante el curso, enseñaría mil cosas a nuestros hijos. 
La primera impresión fue muy buena. Cuando nos vio entrar, se levantó y con una gran sonrisa, nos recibió a la vez que decía:  "Bienvenidos y bienvenidas al lugar donde enseñaremos a pensar, para de esta forma, aprender".
Era puntual, educada y tenía muchas ganas de contarnos cómo sería el curso escolar. 
Nos sentamos todos en aquellas diminutas sillas. Recuerdo que las rodillas no me cabían en aquel reducido espacio, así que me senté de lado, como el resto de padres y madres. 
Laura empezó a hablar con una dulce voz. Estaba tranquila, muy segura y convencida de lo que nos estaba comentando. 
Finalizó la reunión y nos pusimos a hablar entre los padres y madres, para comentar qué nos había parecido. Todos encantados, dialogábamos entusiasmados y contentos. 
Llegó el día, el primer día de curso para nuestros pequeños. Hablo por mí, pero muchos pensaron lo mismo, tenía la impresión que los niños aprenderían mucho y serían muy felices, ya que el ambiente era muy agradable. 
Efectivamente así ha sido. Durante todo el curso escolar, Laura ha sido una gran ayuda para nuestros pequeños. Les ha enseñado, educado, querido, escuchado, hablado, los ha comprendido,  valorado, vigilado, ha inmortalizado momentos de sus vidas,  los ha llenado de ilusión y contagiado su pasión por la vida y la sabiduría. 
Por todo esto y por mucho más, queríamos agradecerle todo lo que ha hecho y conseguido en nuestros hijos. Así que dos meses antes de acabar el curso, nos pusimos todos los padres y madres de la clase de acuerdo y le regalamos a Laura, el último día de clase, un cómic con momentos que ha compartido con nuestros pequeños, para que tenga un recuerdo y sepa que valoramos su esfuerzo y trabajo diario.
Tu Vida en Manga

No hay comentarios:

Publicar un comentario